Transpi invernal sin asistencia (1) ¿Es viable?

De entrada, casi todo es posible en esta vida si le echamos valor, trabajo, tiempo y dinero.
Física y matemáticamente salen las cuentas.

Antes de iniciar La Transpi en verano (sin asistencia) comenté algo parecido a lo siguiente: "si soy capaz de situar 3-4 kilos de comida en la zona del Aneto (mitad de la travesía) tendré alguna posibilidad de enlazar ambos mares sin depender para nada del exterior". Y, así fue. Los últimos días me alimentaba con 300-400 gramos de comida, pero ello no fue ningún impedimento para rematar la travesía. Lo que realmente me destrozó fue no haber elegido correctamente el calzado y prescindir del saco de dormir.

Una pescadilla que se muerde la cola. Mal calzado igual a ampollas bestiales en la planta de los pies; ello igual a marcha más lenta; lo cual provoca racionamiento de la ya racionada comida con la que se inicia el reto, en torno a 8-9 kilos tras incorporar macarrones cocidos a la mochila la noche de la salida, cocinados en el restaurante de Koro, al lado del faro de Cabo Higuer; pasta que no me dejaron pagar de ninguna manera tras comentar lo que iniciaba a las 12 de aquella noche, con Irún en fiestas.

Lo mismo digo para una Transpi en invierno sin asistencia.

"Si soy capaz de situar 5-6 kilos de comida en la boca sur del tunel de Viella tendré muchas posibilidades de enlazar ambos mares sin depender para nada del exterior".

Pero, tenemos que volver de nuevo a las matemáticas.

Para situar 3-4 kilos de comida cerca del Valle de Arán (en verano) es necesario partir del Cantábrico con una mochila un 300-400 % más pesada, es decir, con un macuto de unos 9-16 kilos dependiendo de la velocidad y la resistencia (al hambre y al frío) del individuo en cuestión.

Dicha proporción no es la misma en invierno, ya que para colocar los 6-7 kilos de comida que se necesitarían para la segunda parte de la travesía, habría que arrancar de Cabo Higuer con una mochila un ¿500? % más pesada (¿30-35? kilos).

La culpa la tiene el equipo, mucho más pesado que en verano.

¿Cómo evitar que se dispare el peso del mismo sin comprometer la seguridad en la travesía?

Intentaré contestar a esta pregunta en las siguientes entradas.

La foto es de aquí.

Comentarios

salvatore matasanos ha dicho que…
Con nieve debe ser duro de narices..
Suso ha dicho que…
Se necesitan más días y más equipo.

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el segundo semestre de 2015