Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Escalar en hielo SIN piolets

Muchos dicen que esto es rizar el rizo, una nueva moda o simplemente una forma de llamar la atención. A mí, sin embargo, me parece un sistema más natural de escalar en hielo, por lo menos menos artificial. Si reducimos los crampones a la mínima expresión (unas simples chinchetas incrustadas en los pies de gato del escalador) estaremos acercándonos mucho a la liberación de la escalada artificial en hielo, que es lo que se está realizando en la actualidad.

Hay que esperar

Teresa, mi mujer, se ha lesionado en un pie bajando las escaleras, algo parecido a lo que me ocurrió a mí en agosto del año pasado. Ello quiere decir que me tendré que hacer cargo de todo, por lo menos hasta que le quiten la escayola, dentro de unos 10 días.
Se atrasa, por tanto, el Triángulo de Santiago, reto que anuncié en principio para el día 8 de diciembre y que, al final, podría iniciarse en esa fecha si Teresa se recupera satisfactoriamente.

El Triángulo de Santiago.

Imagen
630 km. En sus 3 vértices, Palas de Rei, León y Oviedo. Su estructura, la de un triángulo rectángulo. Se puede salir desde cualquier punto del recorrido, así que escogeré mi casa, ubicada en el cateto de mayor distancia, a unos 50 km de Palas. Sentido de la marcha, el contrario a las agujas del reloj. Fecha, 23 de noviembre a las 5 de la madrugada, si no hay novedad, como en mi anterior intento.
He aumentado la ruta en 100 km para que el recorrido se realice de forma integral sobre las rutas jacobeas: 100% del Camino Primitivo, 120 km del Camino del Salvador y 250 del Camino Francés.

Las imprudencias se pagan

Imagen
Ayer por la noche no encontraba las plantillas ortopédicas y esta mañana a las 6 he cometido el error de iniciar la travesía sin ellas. Yo pensaba que no pasaría nada, que su papel no es tan importante... el caso es que solamente he llegado al puerto de Piedrafita (52 km), a las 16 horas, cuando ya empezaba a llover fuerte. Tenía en la planta de los pies 2 ampollas impresionantes y el puente de ambos me dolía de tal manera que me era imposible caminar. A las 16.30 he tomado un autobús a Lugo.


Volveré a intentarlo la semana del 21 al 27 de noviembre o el día 8 de diciembre, tal como estaba previsto en un principio... con las plantillas, por supuesto.

Foto de Suso. Puesta de sol en Castroverde (Lugo).