Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

5 montañas a pelo. La noche perfecta para... (8)

Imagen
Intentando arreglar la cremellera poco antes de salir
Cuando me di cuenta, ya no pude ocultar mi presencia y tropecé con un individuo que salía del vehículo ayudándose de una frontal con leed rojo muy mortecino, una linterna con tan baja intensidad que me hizo sospechar aún más. No cruzamos palabra alguna. Yo pasé de largo y él sacó algo del maletero.
-Si es un asesino, o un furtivo, nada puedo hacer ya -comenté en mis adentros.
Unos metros adelante, sobre una pequeña explanada o pradera, más coches y más individuos, todos con los faros apagados y con las diminutas luciérnagas rojas en sus cabezas. Tardé en comprender lo que allí estaba pasando hasta que levanté la cabeza y  miré al firmamento... casi helaba; la luna, nueva; la noche, muy limpia y estrellada; la pequeña meseta orensana por la que caminaba, bastante elevada; el lugar, sin contaminación lumínica y muy alejado de los grandes centros de población... ¡Cómo no habría caído antes! Estaba en un lugar de encuentro, casi sagra…