Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

Nuevo problema

Imagen
La lluvia y el patinete podrían ser incompatibles cuando se intenta alcanzar gran velocidad sobre una superficie excesivamente lisa, a menos que la suela del calzado utilizado se parezca mucho a los neumáticos usados en piso húmedo. Con ello quiero decir que podría resultar practicamente imposible avanzar sobre un piso liso estando éste mojado, ya que la patada se da hacia atrás para obtener una fuerza en sentido contrario. En el caso de un velódromo con asfalto o cemento muy pulidos, la sensación tras la lluvia podría ser de estar pisando cáscaras de plátanos constantemente, cosa que ya me ha ocurrido en algunas carreteras poco rugosas. Habrá que viajar a Asturias para realizar diversas pruebas cuando llueva y al mismo tiempo no descartar la búsqueda de una instalación cubierta. Este problema también se podría dar en superficies heladas, pero para ello hay una amplia gama de crampones.
Fotos de Suso. ¿Podrían valer unos "pies de gato"?

Nuevo manillar

Imagen
Tras diversas pruebas sobre las diferentes posiciones de manos y antebrazos sobre el manillar del patinete, he llegado a la siguiente conclusión: el cuerpo debe ir casi perpendicular al suelo en el instante en que se da la patada, aunque inmediatamente después llegue a ponerse casi paralelo a la plataforma. Por eso no se deben apoyar los antebrazos, prolongar en exceso los agarres hacia delante, ni usar manillares de ciclismo con apoyos bajos, ya que las tres posiciones nos encorvarían en el momento de dar la patada. Ahora sólo me falta elegir un calzado adecuado antes de iniciar los entrenamientos. Debe tener muy buen agarre en la puntera y ser ¿plano? como las zapatillas de skate.

Pura ceniza

Imagen
No está gorda ni delgada, ni se le nota preñada. No es blanca ni negra, ni tampoco gris. Es una perla, mi querida amiga del alma. Mi yegua, con la crin despeinada. Mis cenizas, esparcidas sobre su piel. Mi reencarnación anhelada, tantas veces soñada.
Por fin brota algo de agua fresca de esta fuente. Foto de Suso. Masía Can Budó. Primera etapa de la Transpirenaica en patinete.

Vuelta a la masía

Imagen
Tuve una sensación placentera muy extraña. Fue como si se parara el tiempo y desaparecieran todos los humanos. Por eso al perro y al caballo blancos les llamó la atención mi presencia. ¡Llevaban tantos lustros solos! Me hubiera quedado de buena gana con ellos para siempre, deambulando los tres por los bosques y los campos; los tres, libres, sin amo ni dueño.Fotos de Suso. Masía Can Budó. Todavía me queda una foto de la yegua o el caballo. Os adelanto que no es del todo blanc@.

Sesión de "higiene" y "limpieza"

Imagen
Consiste en lavarse en una fuente como los gatos, que, por cierto, lo hacen bastante mejor que nosotros sin necesidad de usar detergentes.
Primero se le quita la grasa, el sudor y la tierra a la bayeta multiusosVileda. Después se humedece y se pasa ordenadamente por todo el cuerpo: piernas, brazos, cabeza, cara y, finalmente, tronco y bajos. Más o menos refrescado, se lavan los calcetines, los calzoncillos y el milagroso trapo sintético y absorvente. Después se pone a secar la bayeta y la colada sobre la tienda de campaña que va en el manillar. Pero es mucho mejor cuando en el camino te encuentras una flamante bañera de hierro o de madera. Fotos: Sobre estas líneas, banco y fuente a la salida de Noves de Segre. La bañera la encontré en la última etapa. El abrevadero está situado un poco antes del refugio de CuatrePins.

Dejadme pasar, por favor

Imagen
Debían ser más de 100 entre bebés y mamás. Todo suelto por la carretera ascendente del alucinante valle de Ansó, antes de llegar a Zuriza. Nunca en mi vida había visto antes tantas vacas juntas y hayedos tan espesos.

"Pista" en mal estado

Imagen
Si esto es una "pista" en mal estado, que venga Dios y lo vea. Menos mal que había una buena fuente. La bajada corresponde a El Collell, muy cerca de Josa de Cadí. Recuerdo que ese día hizo mucho calor y, cuando pensé que ya estaba la etapa chupada, aún quedaba un puertecito duro y una bajada de infarto, con mucha pendiente y grandes piedras. Casi entrada la noche, encontré una tienda de comestibles con la cámara llena de melones. Compré uno de más de dos kilos y otras cosillas. Con todo ello me dirigí a un descampado y me escondí detrás de unos árboles, donde monté en un instante la tienda. El resto ya os lo imagináis: una lata grande de cerveza fría, medio kilo de lentejas cocidas con tomate picado, una lata de sardinas en aceite... y el susodicho melón, que aún estaba frío cuando le metí la primera tajada.

Masía solitaria

Imagen
Los cuadros descentrados y las puertas asimétricas me ponen bastante de los nervios. La sensación que tuve en esta masía, antes de llegar a Albanyà, fue, sin embargo, bastante placentera. Todo estaba abierto y los animales andaban sueltos, pero no había por ningún lugar humanos, como si una bomba atómica selectiva se hubiera encargado de liquidar únicamente a los seres vivos más tontos, crueles y atrasados de la Tierra. ¡Curioso fenómeno radiológico!

Más o menos por aquí...

Imagen
...fue el lugar donde se me pusieron los pelos de punta porque: -Olía a las mismas fragancias que hacía más de 30 años. -El sol era el mismo y lucía como de aquella. -El viento -flojo- tropezaba igual sobre mi piel. -La hierba del campo, al tocarla, también me parecía la misma. -El agua era agua que no estaba helada ni muy fría; pero, de verdad que era muy fresca. Más o menos por aquí... ...fue el lugar donde se me pusieron los pelos de punta porque: -Durante unos instantes tuve la misma sed. -Y bebí como como un niño o un sediento adolescente. Foto: Autorretrato en los prados de una gran collada, antes de equivocarme al intentar bajar a Seira y rodear por Castejón de Sos.

Seta de primavera

Imagen
Más cosas que he aprendido en la "Transpi": las setas también se dan bien en invierno, primavera y verano. Un buen ejemplo de ello lo tenéis en este enorme y exquisito "Seps". Si alguien conoce una traducción mejor o un nombre más apropiado, que abra el pico. Yo he estado buscando en la red y no he encontrado nada. Todas las fotos de la Transpirenaica se han tomado con el móvil Samsung F480. Ésta corresponde a los montes de San Joan de L´Erm.

Los ojos no espantan

Imagen
Siempre pensé que los ojos impresos en las alas de las mariposas servían para espantar a sus depredadores. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que las formas y colores que llaman mucho la atención se relacionan con presas venenosas o tóxicas, de ahí que los depredadores las eviten. Foto: Gran mariposa encontrada muerta sobre el asfalto durante la "Transpi". Mi reloj de pulsera nos da una idea de su enorme tamaño.

¿Tenia, culebra o lombriz?

Imagen
En la "Transpi" he aprendido y sentido bastantes cosas nuevas. Hasta el momento he comentado algunas y los próximos días seguiré exponiendo otras muchas. Uno de los días que me acompañó la lluvia -bajo un tupido bosque de hayas, bordeando el pantano de Irabia, con una temperatura y una humedad relativamente altas- me encontré con el bicho de la foto. Yo siempre pensé que la lombriz roja común no pasaba como mucho de los 20-25 centímetros, por eso me extrañó la gran longitud del animalito invertebrado.

¿Reto o viaje?

Imagen
Las dos cosas. Viajar no significa necesariamente desplazarse de un lugar a otro, enlazar dos puntos distantes, recorrer un camino... Cuando se acomete un reto de 24 horas dando vueltas a un punto fijo, uno se encuentra con multitud de estaciones a lo largo del día y de la noche. Las hay tristes y oscuras, las hay llenas de dudas, en algunas aparece el tren del dolor y, en otras, caen lágrimas de felicidad y emoción. Viajar no significa salir, recorrer y llegar. Estando en el mismo lugar se puede alcanzar lo más profundo y lejano de uno mismo. Me diréis que no hay paisajes. Sí los hay, queridos amigos. El de las cinco es el más bonito, tanto si hay o no hay animándote en la grada un ser querido o un amigo. Sabéis de sobras a cuál me refiero: ese justo momento en que la tiniebla deja paso al canto y al trino. En el reto que me propongo, los segundos saben a minutos, y los minutos se viven como si fueran horas, y las horas son casi meses, o incluso años. El viaje más fructífero y más boni…

Nuevo reto: "Patinete 400"

Imagen
Para mi nuevo reto, he bajado 2 centímetros el chasis, he suprimido el freno delantero y he puesto las ruedas lisas de pista. Sólo me falta encontrar un circuito urbano, una pista o un velódromo para intentar los 400 km en 24 horas. ¿Quién me puede informar sobre posibles circuitos, carriles bici, etc.? Cuanto más protegidos del viento, mejor. El velódromo de Valencia sería un lugar ideal (tercera foto). La Ecopista do río Minho (segunda foto) también podría valer, aunque habría que usar frenos por tratarse de un espacio público. Otra opción cercana es el velódromo descubierto de Piedramuelle, a 4 km de Oviedo (primera foto. http://www.adnovares.com/).
Ya he hablado con Isaac, el responsable de la instalación asturiana. Parece que no habrá ningún problema para realizar la prueba en Piedramuelle, previa solicitud en la que se establecerá el día del evento. Seguramente se llevará a cabo a finales de septiembre o principios de octubre. Pronto se colgarán más imágenes de las instalaciones.…

Dolor

Imagen
Poco a poco voy aprendiendo cosas. Al principio, cuando no tenía experiencia, me tuvo que echar una mano José Ramón MeilánDevesa, mi fisioterapeuta, animador, protector, compañero de expedición y, ante todo, mi amigo. Gracias a él he aprendido a descansar seis horas en seis minutos y otras técnicas más. Pero el dolor leve o moderado ha sido algo que he intentado solucionar yo mediante un método que ahora os explicaré. El único problema médico que tuve en la Transpirenaica estuvo ocasionado por unas botas nuevas excesivamente rígidas adquiridas poco antes de la partida, una semana antes, para ser más exactos. Unas botas tan duras en la zona del talón, que ocasionaron erosión en dos capas de piel, hasta que puse freno a la cosa y me protegí con varios parches de esparadrapo pegados directamente sobre la herida, pues las tiritas se caían con el sudor. Por las mañanas era un calvario calzar las botas y ponerme a caminar, hasta que puse en práctica un método eficaz para "disfrazar "…

Paciencia

Imagen
En mis dos anteriores entradas me he referido a la fortaleza adquirida en la Transpirenaica (poder sobre el cuerpo) y a la capacidad metabólica para admitir y administrar grandes ingestas de calorías tomadas de una sola vez.
Pero ha habido otras muchas cuestiones que me han llevado a la plenitud, entre ellas, el manejo de la paciencia.
Recuerdo muy bien que al llegar al puerto de Ansó (1.075 m) hacía un calor sofocante de tormenta. Media hora antes había disfrutado de lo lindo con unas cervezas, perdón, quería decir cerezas. Medio kilo de cerezas... muy frescas tras ponerlas en remojo bajo el chorro casi helado de una fuente, escondida en la sombra, bajo una tupida vegetación.
Los últimos kilómetros de asfalto fueron realmente pesados. Pero al superar el puerto, la pista de tierra de la derecha que me tocaba tomar, en vez de bajar, seguía subiendo por la línea de cumbres innecesariamente, continuaba ascendiendo igual que la temperatura. Y comenzó a gotear la frente, y cuanto más sudaba,…

La técnica alimenticia de la culebra

Imagen
Esta culebra de aproximadamente un metro de longitud tuvo la mala suerte de cruzar la carretera cuando no debía. Quizás ni siquiera quería continuar explorando el territorio al otro lado de la negra frontera y simplemente se calentaba sobre el alquitrán cuando una de las gomas le aplastó la tripa o la cabeza. Me la encontré pasado Cantallops donde, por cierto, un error de interpretación de la guía me costó la friolera de casi diez km. de rodeo. A juzgar por la estilizada pinta del pobre bicho, debía hacer bastante tiempo que no probaba lagarto, sapo ni rana. Pensé mucho en ella durante mi excursión; concretamente en su peculiar forma de alimentarse y en su metabolismo. Me acordé de su manera de comer porque la Transpirenaica también me estaba obligando a alimentarme como lo hacen ellas, es decir, a base de grandes atracones. La nula natalidad y el abandono de los pequeños pueblos por donde pasa la ruta, han cerrado muchos restaurantes y tiendas de comestibles. Otras veces tenía la mala…

El despertador

Imagen
Como dije en mi última entrada, continuaré enumerando algunos de los acontecimientos que me han llevado a la plenitud en la Transpirenaica. Los enumeraré sin orden cronológico alguno, tal como vayan saliendo, aunque las fotos sí tendrán relación con el paso del tiempo. Durante la excursión siempre usé dos despertadores, el del reloj digital de pulsera y el del móvil. Ambos estaban programados para las cuatro de la madrugada. Segundos antes de que sonara el teléfono, lo hacía el aparato de la muñeca. Entre las cinco y las siete debía ponerme en marcha. Nunca logré hacerlo antes de las seis y cuarto, ya que tampoco lograba iniciar nunca el descanso antes de las doce de la noche, después de montar la tienda, "lavarme" con un trapo húmedo, actualizar el blog y cenar. A partir de las cinco de la madrugada se producía uno de los milagros que me han transformado. De repente, mientras copulan la noche y el día... el primer canto... el canto del pájaro más madrugador... y detrás de ése…

Más fuerte

Imagen
Debía publicar primero la entrada dedicada a los agradecimientos, pero le haré caso a Yonibigud y comenzaré a relatar mi experiencia interna en la Transpirenaica. Tiene razón cuando dice que lo debo hacer ahora, en caliente, antes de que la censura y la cordura cercenen de cuajo la poesía.
Hoy soy mucho más fuerte que hace un mes; más fuerte y mucho más joven. Soy más fuerte porque lo vivido en la Transpirenaica ha recargado a tope las pilas, igual que lo hizo un sicólogo cubano en la muralla de Lugo cuando me dio la energía suficiente para terminar aquella prueba en la que me había metido, aquél calvario que aún hoy no sé por qué decidí iniciar a sabiendas de que sería muy duro: intentar recorrer 450 km por el adarve de la muralla en menos de 96 horas, 200 interminables vueltas. Soy mucho más joven y fuerte que antes de subirme a la muralla, y eso que han pasado casi 11 años. Si las experiencias vividas son positivas y se perciben como tales, el cuerpo y la mente se regeneran, se desha…

Marcado

Imagen
La Transpirenaica en patinete me ha marcado. Ha sido una experiencia profunda, en soledad casi absoluta, con un ritmo trepidante como a mí me gusta (se han rozado los 90 km diarios, 1.010 totales divididos entre 11 días y 12 horas, desde las ocho de la mañana del día 26 de mayo, a las ocho de la tarde del día 6 de junio)... una experiencia irrepetible que establece un antes y un después, y que orientará definitivamente mis aventuras posteriores. Desde el punto de vista deportivo he logrado avanzar diariamente (con un patinete cargado) tanto o más que una bici de BTT sin equipo alguno, que es como se suele recomendar que se haga la Transpirenaica, debido al estado de muchas pistas y senderos. Desde el punto de vista humano he logrado mucho más. Me he reencontrado de nuevo. He vuelto a sentir igual que cuando salí por primera vez al monte o di el primer beso. Los mismos olores, la misma sensación del viento en la cara... HE SIDO FELIZ, como suele decir mi amigo David, una persona que no…

Transpirenaica en patinete. Etapa 12

Imagen
Playa de Hondarribia

12ª etapa : Erratzu - Hondarribia ( Sábado 6 de Junio )

Kilómetros realizados : 90

He llegado al final del recorrido (Hondarribia). Me he perdido en
un punto y he hecho unos kilómetros de más. Se ha puesto a llover
cuando he llegado a la playa.

Suso.

Transpirenaica en patinete. Etapa 11

Imagen
La colegiata ( Roncesvalles )


11ª etapa : Uztárroz - Erratzu ( Viernes 5 de Junio )

Kilómetros realizados : 100

La etapa de hoy ha transcurrido sin problemas. Se han producido
numerosas tormentas. Mañana Sábado espero terminar esta
aventura en patinete.

Transpirenaica en patinete. Etapa 10

Imagen
riachuelo en las proximidades de Ansó


10ª etapa : Senegüé - Uztárroz ( Jueves 4 de Junio )



Kilómetros realizados : 70



Hoy ha sido una etapa muy dura, pues hay gran parte de senderos

no ciclables, muy pedregosos y se anda con dificultad.

He pinchado y ha llovido bastante.



Suso.

Transpirenaica en patinete. Etapa 9

Imagen
Iglesia de San Pedro de Lárrede


9ª etapa : Sarvisé - Senegüé ( Miércoles 3 de Junio )

Kilómetros realizados : 100

Hoy me he encontrado una persona de unos 30 años que estaba
haciendo la transpirenaica en btt. He tenido problemas para
encontrar comida, porque en los pueblos la gente se va a las
ciudades grandes en verano. Finalmente he cenado unos bocatas
con una cervecita.

Suso.

Transpirenaica en patinete. Etapa 8

Imagen
cañón de añisclo




8ª etapa : Viu - Sarvisé ( Martes 2 de Junio )

Kilómetros realizados : 90

Una etapa muy bonita. Me he quedado sin comida y he tenido que
cenar a base de cacaolat y brazo de gitano.
Carlos, la bajada a la collada impresionante como me decías, he
acabado con las muñecas destrozadas.

Suso.

Transpirenaica en patinete. Etapa 7

Imagen
Refugio en final de etapa.


7ª etapa : El pont de Suert - viu ( Lunes 1 de Junio )

Kilómetros realizados : 80

La etapa de hoy ha sido más tranquila. Me he vuelto a perder y he tenido que recorrer unos 10 K m. de más. He cenado en Senz, a base de quesos y cerveza que he conseguido en una tienda porque no encuentro ningún bar. Me he pesado en una farmacia y . . . . . . . . . . . . mantengo el peso.

Suso.