Transpi Tino. Cafrada en Abodi (8)



Faltaba poco para que amaneciera. Al llegar a la cima del Abodi, una planicie o pequeña meseta más que una cumbre, todo hay que decirlo; se me ocurrió la feliz idea de girar al norte en vez de al este y, casi sin darme cuenta porque bajaba corriendo, me alejé de la ruta un par o tres de kilómetros. Estos, sumados a otros tantos, ahora con el desnivel positivo, fueron el broche final de la segunda etapa, que hubiera terminado realmente en Ochagavía, como le correspondía,  si no fuera por la grandiosa metedura de pata.
Llegué a esa localidad pasado el mediodía, me hidraté y cargué suficiente agua para poder rellenar de nuevo en Isaba, un tramo del recorrido de unos veinte kilómetros sin ninguna fuente.
A una hora y media de Isaba, más o menos, me adelantó un muchacho que realizaba la travesía corriendo y que me encontraría de nuevo en el refugio de Respumoso.
En Isaba me desembaracé de la olla, la cuchara, el aceite de oliva y los purés de patata. El combustible se quedaría más adelante, concretamente  en el refugio de Aguas Tuertas.



Comentarios

Franeto ha dicho que…
¡Que pena de aquel error!
Pero bueno, también se aprende de ellos. Antes de leer, vi los sobres, y te iba a preguntar si eran puré de papas... pero ya leí que si, que lo eran. Buen aporte de hidratos... Ahora vas a tener que comprar otro pote.
Un saludo. Me gustan estos "microrelatos" de una macroruta.
Suso ha dicho que…
Gracias por leer, Franeto.
Estoy hecho un gandúl, de ahí la brevedad de los escritos.
Siempre he enviado tu blog: buena fotografía y redacción, constancia...

Entradas populares