¡Qué gozada!


Ayer por la noche no dormí nada debido a una mezcla de excitación, impaciencia, nerviosismo, incertidumbre y... muchas dudas sobre la viabilidad de mi proyecto. A todo ello debe añadirse el alunizaje de los gamberros sobre el flanco derecho de mi inocente y pacífica furgoneta.
Tardó mucho en pasarse la mañana. Llegó la tarde y Adrián se retrasaba.
Al final, antes de que anocheciera, apareció con el Mirage amarillo. Solo tuvimos tiempo para hacer unas fotos y regular un poco los pedales y el asiento, aunque no del todo.
¡Fue una gozada! Con las aletas de serie, al pisarle fuerte, la condenada de la proa, trempaba.
Cuando tenga las fotos que me ha hecho Adrián, las pego. Esta es para mis amigos cerveceros.

Comentarios

Vicente ha dicho que…
Ánimo Suso.

Hay que intentarlo y si no se consiguen los 3.000 no importa, la experiencia ya no te la quita nadie.
Por cierto, he probado la estrella
de galicia y me parece una cerveza
excelente.
David ha dicho que…
Estamos contigo, Suso. Cuentas con el apoyo y admiración de unos cuantos vecinos cerveceros de Castellón que cuando se juntan en la parroquia comentan la proeza que tratas de realizar. El éxito de la experiencia como dice Vicente, lo tienes asegurado.
Suso ha dicho que…
No es una proeza, es simplemente la "dósis" que necesito para vivir intensamente la vida, para intentar que las horas y los minutos pasen más lentamente.
Si todo va bien, más de 30 retos, uno cada día.Despertar sintiéndome vivo, levantarme y embarcar de noche con el frontal... esperar las luces del nuevo día... luchar... descansar... simplemente, creer en algo.

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Tres son diez