Duro no, durísimo.


Entre las 12 del mediodía y las 12 de la madrugada de hoy, sábado: 250 km de Castroverde a Oviedo en coche; 75 en patinete en el velódromo de Piedramuelle en 4 horas; un poco de lluvia y vuelta a Castroverde en coche. Así que no ha sido un fin de semana como yo esperaba, sólo un sábado y tampoco entero.
Conclusión. Para hacer 400 km en patinete en 24 horas se necesita:
-Una cabeza muy bien puesta (vale el cuerpo de cualquiera si se entrena).
-Una nave industrial vacía o un velódromo o pista cubierta.
-Un fisioterapeuta que soporte bien el sueño.
Con ello quiero decir que hay que olvidarse definitivamente del exterior para acometer esta prueba y estar acompañado -para no derrumbarse- de una persona que inspire confianza y tenga suficientes conocimientos.
Primero habrá que buscar la pista o el velódromo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el segundo semestre de 2015