La cabina de váter (I)


¿Os acordáis de La Cabina? De aquella película en la que José Luís López Vázquez se queda encerrado en una de teléfono sin que nadie pueda hacer nada para sacarlo de su interior. ¿Os acordáis de aquellos 35 minutos claustrofóbicos y de terror? Pues bien, os diré que yo también he pasado por esa situación en la Tarifa-Estaca de Bares, concretamente en el viaje de ida que hice en autobús.
Como ya sabéis, me apaño con poca agua, de ahí que cuando bebo un botellín estando mi cuerpo en equilibrio hídrico, se arme la de San Quintín.
El trayecto Lugo-Tarifa se inicia a las 21 horas y remata a las 13 horas del día siguiente. A eso de la medianoche, me dieron bastantes ganas de hacer pis. Todo el mundo dormía y algún pasajero roncaba. La cabeza del autobús perforaba la noche y se comía suavemente las rayas blancas discontinuas de la autovía. Todo estaba en orden y el zumbido constante y regular del motor me recordaba los vuelos transoceánicos realizados a América Latina, casi siempre también nocturnos.
Al final, vencí la pereza y me levanté con la intención de ir al retrete. Después de andar a tumbos por el estrecho pasillo y de bajar a tientas las pequeñas escaleras, abrí la puerta y busqué el interruptor; primero, afuera; y, después, dentro. Al no dar con él, pensé que quizás entrando y cerrando la puerta el mecanismo del cerrojo activaría automáticamente la iluminación; pensé esto porque los autobuses de largo recorrido son ahora cada vez más modernos y está muy de moda la cosa del ahorro energético.
El caso es que, una vez dentro, el interior del reducido local no se iluminó y volví a buscar el interruptor. Al final lo encontré, pero... resulta que no funcionaba. Entonces me planteé realizar a oscuras la difícil maniobra. Sólo logré bajar la cremallera del pantalón antes de que me diera varios golpes contra las paredes al tomar una curva el autobús.
La foto es de esta página.

Comentarios

Yonibigud ha dicho que…
Peor hubiera sido pillartela con la cremallera dle pantalón! jjj Enhorabuena por tu gesta, que aun no había tenido tiempo de dártela.
Suso ha dicho que…
Yoni: La historia no se ha terminado y aún no sabes lo que acontecerá en el interior de la cabina. Un saludo, rapaz.

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Anfibia invernal Porma-Riaño. Salir pitando (4)