3.050 Km sin repostar. El rincón del caracol.


"Me alegra cuando consigues uno de tus retos... me encanta ver como los vas "maquinando", un saludo".
He creído conveniente contestar con una entrada a este comentario de El rincón del caracol, publicado en mi post anterior.

Me alegra de que te alegres porque yo no me alegro en su justa medida, quizás porque tengo la mala costumbre de infravalorar mis actividades. ¿Me exigo demasiado? ¿Sigue latente ese complejo de inferioridad que todos llevamos dentro?

Me alegra muchísimo que hayas captado la esencia de una aventura: soñarla es tan importante o incluso más que vivirla; quizás porque la realidad es fría, efímera y asesina de los sueños. Por eso a veces hemos amado a una persona que no existe.

Cada vez me cuesta más tomar decisiones. ¡Le doy tantas vueltas a las cosas! Busco; encuentro; no me gusta; vuelvo a buscar; vuelvo a encontrar; de nuevo, no me gusta... ¿Me estoy haciendo viejo? ¿O será que la experiencia y el mayor conocimiento nos impiden tomar con tanta rapidez una decisión?
Le tengo un especial cariño a esta foto. Se trata de la comida y la bebida que me quedaban a medio camino en la Tarifa-Estaca de Bares. Hacía una mañana muy rica y decidí parar 10 minutos para echar algunas cuentas. Me di cuenta entonces que no hace falta irse a un desierto o a una zona deshabitada para tener las mismas sensaciones o pasar el mismo sufrimiento. Es incluso mucho más difícil aguantar la sed cuando a cada Km te tienta el demonio sentado al lado de una fuente.
Gracias, Rincón del Caracol, por considerar que no estoy muy loco.

Comentarios

faljau ha dicho que…
A este hombre "sólo" le preocupa la autonomía de las provisiones. Se va a pegar unas pechadas de 200 km diarios y no le quita el sueño el esfuerzo físico, o por lo menos es terciario (ni siquiera secundario). Pongamos que hacemos en un día 200 km en bicicleta, las posaderas para el arrastre. Pues lo vamos a repetir durante 15 días más. Lo veo como que tengo que volver a nacer y empezar a entrenar ¡ya!.
Tampoco puede tomarse una cerveza con limón congelada o una cocacola con hielo y limón después de una jornada "de trabajo"(AH, ¿que también trabaja?). ¿Cómo lo hace? la respuesta está en nuestra mente, que controla el cuerpo y si no es así, que lo diga o que nos dé la receta de su desayuno.
Creo que hay que replantearse un poco la percepción de los valores y la consideración que tenemos a ciertos "deportistas de élite".

Jesús, espero que todo este tinglado vaya para adelante, y que todo salga como planeas. Cuando te conozca y me des permiso te llamaré Suso, porque ahora mismo no me atrevo.

Faljau.
"cuando crees que no puedes más estás al 60%"
Suso ha dicho que…
Me preocupa mucho más la bebida que la comida.
El dolor no me preocupa demasiado. He descubierto que localizándolo y aislándolo en la zona donde "duele", lo podemos hacer mutar en un objeto con forma, tamaño, color... y los objetos no duelen.
El mayor problema de "3.050" es que por debajo de 500 cc de diuresis diaria tendré que abandonar la prueba. Por eso seleccionaré una alimentación sin proteínas tipo carne, ave y pescado.
Si sudo demasiado, el agua se perderá por la piel y no quedará para la función renal. Si cargo 3 litros de agua para cada día me deshidrataré para transportarlos al principio.
La clave está en encontrar el equilibrio justo entre peso de salida y velocidad media. Y mantener siempre la sangre fría.
De acuerdo totalmente con lo que dices en tu firma... y, por favor, llámame cuanto antes Suso.
Rincón del caracol ha dicho que…
Esa foto me recuerda la paleta de un pintor. Solo unos pocos colores, los esenciales... azul cielo, verde hierba , marrón tierra, naranja tonalidad sol... buena paleta para un "pintor de aventuras".

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el segundo semestre de 2015