3.050. Marathon Racer de Schwalbe, la solución.

Realizar 3.050 Km en bici y en autonomía absoluta, no va a ser nada fácil, ya que intervienen muchos factores en la prueba. Algunos son imprevisibles y, otros, más o menos controlables. Se ha buscado un circuito sin grandes desniveles y una época del año en la que no hace mucho calor y brinda bastantes horas de luz para pedalear. En cuanto a la bici, no dispone de platos grandes y se ha montado en ella un manillar con una posición cómoda muy adelantada que permite apoyar los brazos. Además, su alforja central reparte adecuadamente el peso en la bicicleta. En cuanto a las cubiertas, sólo había una solución que me ofreciera velocidad, seguridad y garantías de que no pincharé en carretera, las Marathon Racer de Schwalbe.
Esta tarde he estado trabajando con la bici. He pasado de mi pesimismo crónico -siempre lo veo todo negro- a un moderado optimismo motivado porque la bolsa de aluminio de seis litros de agua cabe perfectamente en la carpeta central y, al subir en la bici, se comporta de maravilla. Puedo afirmar, por fin, que transportaré hasta 30 litros de agua sin ningún problema y con una estabilidad general excelente.

Comentarios

Carlos ha dicho que…
Esas son las cubiertas que llevo en mi bici plegable ... y dicen que no pinchan. Lo cierto es que el otro día saque un pequeño clavo y la rueda seguía (y sigue) con aire.
Suerte
faljau ha dicho que…
Pues yo quiero montar las nuevas marathon dureme en la híbrida. Hago bastante pìsta y me gustan las ruedas con adherencia.

Vas a parecer el acorazado Potemkin al salir. Irás cogiendo velocidad según pasen los días al ir perdiendo peso, cómo los F1 después de repostar.

Tranquilidad y buenos alimentos antes de la batalla.

JL
Suso ha dicho que…
Carlos: Las Big Apple no pinchan y aportan gran amortiguación en ciudad.
faljau: Te llevarás una gran sorpresa cuando veas la bici en orden de marcha y lo poco que abulta todo.
Primero consumiré todo lo que va en el eje delantero y después me desprenderé de lo que ya no necesite de igual manera que lo hace una lanzadera espacial: estructuras, alforjas vacías... Una vez que haya abandonado algo, no me estará permitido volver a recuperarlo. Son normas que yo mismo me impongo.

Entradas populares de este blog

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

El juego de la muralla de Lugo. Las bases (3)