Con todo y con casi nada

Desde que he regresado de los Pirineos no he dejado de soñar: Reventacinchas-2011, Iberia -12, Doble Transpirenaica sin Repostar (caminando)...
Afortunadamente, he descubierto que un montón de grandes retos y aventuras se pueden vivir intensamente a escasos metros de la puerta de casa.
Hay uno que me trae de cabeza por su simplicidad y autenticidad: averiguar lo que es capaz de recorrer el ser humano sin ningún apoyo externo en absoluta autonomía, con la comida, el agua, el equipo necesario... y sin la ayuda de:

-las corrientes en las travesías marítimas (te mueves aunque no remes)
-el viento en las travesías polares (velas de tracción)
-la rueda en general (permite mover grandes cargas sin esfuerzo)
-la pulka en los desiertos helados (para mí, es un apoyo externo en el suelo)
-los esquíes (posibilitan un efecto parecido a la rueda)
-los bastones de mano

En fin, caminar con todo en la mochila desde el primer día; con TODO y, al mismo tiempo, con CASI NADA.

Foto de faljau. Luchando contra los mosquitos en la Selva de Panticosa. Transpirenaica sin repostar

Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Anfibia invernal Porma-Riaño. Salir pitando (4)