Poco a poco

Poco a poco se va materializando una locura en algo tangible y real. A medida que el proyecto me atrae irremediablemenete hacia el abismo, aumenta el miedo.
No existe en el mundo ningún desierto de 6.000 km.
Pero puede crearse.
¡Alucinante!

Comentarios

faljau ha dicho que…
¿todavía te queda malla de conejos? porque es lo que has usado para dar la forma al morro ¿no?
Yo me voy a comprar un carro de una rueda para la bici, Ya sabes, culo veo culo quiero, pero de pistas de karts nada, el monte puro y duro.

¿Sabes cual es la ley del monte...?

Mejor lo dejamos para otro día. Es un chiste muy malo
salvatore marantxano ha dicho que…
tiene buena pinta. ¿madera de balsa o contrachapado?
Suso ha dicho que…
faljau:no es malla de conejos, sino chapado arrancado de una puerta hueca de madera. La celdilla es el dibujo de la cola.

mataxanos: contrachapado ligero.
Te haré caso. Cambio la estructura de hierro galvanizado por aluminio.
faljau ha dicho que…
LA FÁBULA DEL CAZADOR Y EL OSO.
Por los montes de un pequeño pueblo de montaña, un afamado cazador vio unas huellas de oso. Por el tamaño de la huella se podía deducir que era un ejemplar de un gran tamaño.
-Este oso tiene que ser mío, pensaba el cazador. Pero quizás el rifle que tengo no de las garantías suficientes para abatirlo, así que tengo que comprarme un buen rifle. ¿ Uno bueno? no, ¡el mejor!.
Al día siguiente llamó a su armería y encargó un rifle muy sofisticado y con una mira potentísima.
El mismo día que recibe el rifle, el cazador se aposta en lo alto de una roca en la espesura del bosque, a la espera del oso. Después de toda la noche en vela y agotado por el sueño decide retirarse. De repente, ve moverse algo entre la vegetación, por lo que apunta con su rifle. –Realmente esta mira telescópica es prodigiosa, ahí está nuestro amigo, y es un macho tremendo, ¡vaya cabeza que tiene!
El oso aparece perfectamente centrado en el visor.-Es imposible que falle, apostilló el cazador. Ya eres mío…. Tres disparos efectuó el cazador y el oso desapareció del objetivo. –Le he fulminado!! Claro, con este rifle no se puede fallar.
Así que el cazador comenzó a destrepar para encontrar el cadáver del oso. Un rato más tarde seguía buscando porque no lo encontraba. –Es aquí, este es el árbol y hay señales de un impacto de bala en este tronco. No lo entiendo, decía el cazador hablando en voz alta.
De repente, tuvo la sensación de que no estaba solo y sintió unas palmadas en la espalda. Al girarse, vio al oso más grande jamás contemplado. Estaba erguido sobre sus patas delanteras. Impresionante!!. Más impresionante fue cuando el oso le dijo al cazador: LA LEY DEL MONTE: “CÓMO HAS FALLAO, PONTE”.
A continuación el oso satisfizo sus necesidades sexuales con el cazador, y el cazador una hora después, volvió hacia el hotel del pueblo.
-Este oso tiene los días contados. Esta humillación no se la perdono a nadie. Mañana cenaremos oso, ¡por la gloria de mi madre!
Al día siguiente el cazador fue primero a la farmacia a por analgésicos y luego a la armería, dónde compró una ametralladora y toda la munición que pudo conseguir. Cambió de sitio para avistar al oso y se aposentó con bastantes provisiones para la espera.
No tuvo que pasar mucho tiempo, en menos de una hora detectó movimientos y ruidos sospechosos. Con sus prismáticos vio que era el oso ¡y avanzaba hacia su puesto!
-Oso, de esta no te libra ni el Sum sum cordam. Cuando el medidor de distancia marcaba 50 metros, el cazador desplegó toda su artillería, el ruido era ensordecedor, los árboles caían como si fueran brezos, todo quedo arrasado en un radio de 300 metros.
-¡¡JA!!, Una pena que la piel no se pueda aprovechar, pero esto está terminado, comentaba el cazador, eufórico.
Se tiró un buen rato rastreando, no aparecía el cadáver….Esto me da mala espina, pensaba el cazador. Algo tocó su espalda, se dio la vuelta y …. Allí estaba el Oso, vivito y coleando.
LA LEY DEL MONTE: “COMO HAS FALLAO….. PONTE!!!!
El cazador asumió con resignación su castigo y regresó al hotel
Dos días más tarde, el cazador había comprado en el mercado negro varios morteros y un lanzallamas para dar fin definitivo al oso. Esto ya era una cuestión personal. No había posibilidad alguna de error…
Volvió al bosque y eligió una atalaya perfecta. Horas después volvió a aparecer el Oso, que se vio sometido a un fuego cruzado de morteros y al fuego del lanzallamas. Cómo consecuencia, la mitad del bosque ardió , quedando reducido a cenizas.
El cazador fue a la búsqueda del cadáver del oso, una vez más. De nuevo sintió unos toques en la espalda. Era el oso!! OYE,- dijo el oso ¿TU A QUE VIENES AQUÍ? ¿A CAZAR O A OTRA COSA?.
Moraleja: para conseguir algo no sólo basta con contar con los mejores recursos.
Suso ha dicho que…
Tienes razón.
Ante un oso de 6.000 km de nada sirven las bicis de carbono o los cascos "pico de ave".
Esperemos que no me pase en la pista de karts como al pobre cazador.
Saludos.
Nuevas Tecnologías ha dicho que…
Fuerza con los 6000, si necesitas crear algún artilugio adicional para "acabar con el oso" solo házmelo saber y haré lo posible por ayudarte con algunas ideas.
Suso ha dicho que…
Supongo que necesitaré bastantes "empujoncitos" una vez se inicie la prueba.
Habrá momentos duros que vosotros podéis ayudar a superar. Ése será el mejor artilugio para acabar con el "oso".
Un saludo.

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Anfibia invernal Porma-Riaño. Salir pitando (4)