¡Trágame tierra!


El día 4 o 7 de marzo me introduciré en un desierto virtual de 6.000 km. Falta, pues, un mes aproximadamente para que comience el nuevo reto.
No lo puedo remediar.
Me asaltan las dudas y los interrogantes día y noche.
¿Podrá la bici arrastrar al principio un trailer con 80 kilos a lo largo de 300 km diarios?
¿Seré capaz de evadirme todos los días de un circuito que sólo tiene 400 metros?
¿Llegarán a sangrar o infectarse las pupas que me salen en el trasero cuando ando en bici o camino muchos km?
¿Alcanzarán el agua y la comida?
¿Buscaré alguna escusa para abandonar? ("ésto no sirve para nada", por ejemplo).
¿Me reclamarán la cama mullida, la buena comida o la familia? (tened en cuenta que sólo estaré a 20 km de todo ello).
¿Por qué en autosuficiencia?
Foto de Suso. Transpirenaica sin repostar.
Siento el mismo miedo que tuve cuando llegué a este paredón y me pregunté por dónde tendría la salida (pinchar para ampliar la foto). Poco a poco fui ascendiendo por gradas ocultas hasta que aparecieron los bellísimos ibones de Anayet.





Comentarios

Entradas populares de este blog

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

El juego de la muralla de Lugo. Las bases (3)