Mochila monorueda (I)


El problema médico más grave de la Transpirenaica sin asistencia fue, sin duda alguna, el aplastamiento y las ampollas plantares ocasionadas por el excesivo peso transportado en la espalda durante muchas jornadas y horas diarias.

Esta podría ser la solución en futuras experiencias. Se mueve muy bien por todo tipo de terrenos y cuando el sendero se complica demasiado, la mochila puede colocarse en la espalda sin que moleste la rueda en las piernas. Alternar el porteo sobre la espalda con el porteo de tiro es una buena opción para no sobrecargar las rodillas, los tobillos y las plantas de los pies en largas travesías sin asistencia.

Por cierto, es mejor tirar del pecho que de la cadera, o de ambos a la vez.

Comentarios

salvatore matasanos ha dicho que…
Miedo me das¡¡¡ te veo pasando de 5000 km. Un saludo
Suso ha dicho que…
A ver cómo va todo de aquí a finales de mes.
salvatore matasanos ha dicho que…
p.d. ¿este no es carro casero? ¿no?
Suso ha dicho que…
Es Made in Suso.
salvatore matasanos ha dicho que…
Muchacho...¿podrías aportar planos o pasos de montaje?
Suso ha dicho que…
La estructura también sirve para sustituir la mochila por dos alforjas de cicloturismo.
Los brazos están recubiertos con cámara de bici para que se "peguen" bien a las correas de las hombreras de cualquier mochila, sobre las que, simplemente, se apoyan.
Publicaré fotos para ver cómo se monta todo.

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Anfibia invernal Porma-Riaño. Salir pitando (4)