Ocho Alpino: errores a evitar

Todas las competiciones deportivas o los retos individuales tienen su estrategia, y de ella depende frecuentemente el resultado.

En el caso de Lugo-500, analizado el asunto una vez rematado, se han cometido dos errores que han ocasionado un retraso en la prueba por lo menos de en torno a 6-8 horas.

1. Salir a las 14 horas para acometer media etapa.

2. Establecer previamente a la prueba descansos nocturnos de cuatro horas.

Si hubiera salido en torno a las 23 horas, la primera noche se llevaría muy bien y la última se hubiera pasado en casa, es decir, solo habría que sufrir la nocturnidad tres veces en vez de cinco durante la prueba.

En una aventura extrema de gran kilometraje, donde el objetivo horario es muy ajustado, nunca se deben "gastar" cuatro horas la primera noche.. Ya he hablado de ello aquí.

Foto: Transpirenaica sin asistencia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el segundo semestre de 2015