Cebado

El proceso de cebo ha terminado.

Tras las fiestas de Santiago (Castroverde) y del Carmen (Vilabade) tengo el peso necesario para afrontar el Ocho Alpino. Aunque el objetivo consiste en realizarlo en siete días, sería un éxito lograrlo en ocho jornadas dejando por el camino otros tantos kilos.
Fotos de David. Subida al Mustallar y momentos antes de entrar en la Cova da Ceza.

Comentarios

David ha dicho que…
He podido compartir la última fase de engorde con Suso y he vuelto a casa con tres kilos extras de chorizo, jamón, pulpo, lacón y ribeiro repartidos por mi cuerpo serrano... aunque lo más importante ha sido, la tonelada de experiencias, conversaciones y momentos ingrávidos compartidos con él en su verde, dura y misteriosa tierra.
faljau ha dicho que…
¿Todavía no has tirado a la basura las innov8? Es obvio que no, porque las llevas puestas.

Suerte en el viaje y cuidado con los franceses... ya sabes.
salvatore matasanos ha dicho que…
Ves con cuidado, a ver si con esta crisis y tan cebado te ven que te emplean en la próxima matanza..jejejej..mucha suerte
Suso ha dicho que…
David: los vinos de la Ribeira Sacra asientan de maravilla. Por algo los romanos se los llevaban junto con el oro de Las Médulas.
No me extraña que los monjes de la zona escribieran códices tan cultísimos. Así cualquiera.

Faljau: sí, son las Inov 8. Las naranjas ya tienen 800 km y las estoy ahorrando para hacer los 500 de los Alpes.

Matasanos: ya verás en qué se queda el cerdo una vez que ande suelto por los Alpes comiendo alguna fruta silvestre, bulbos y raíces.

Entradas populares de este blog

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

El juego de la muralla de Lugo. Las bases (3)