Sueños para el 13: París-Moscú sin repostar


Desde julio de 2012 en adelante probablemente deje aparcadas las travesías clásicas a pie para dedicar todo el tiempo a la bicicleta, al kayak y a la preparación de la MIM 2013 descalzo, prueba esta última que me exigirá partir de cero, volver aprender a caminar como si fuera un niño.
El kayak y la bici me mantendrán en forma y respetarán todas las transformaciones mecánicas producidas en mi cuerpo una vez que comience a caminar descalzo. La decisión definitiva deberé tomarla tras mi tercera Transpirenaica, travesía que intentaré en la primera quincena de julio. Tras esta aventura, me tendré que olvidar definitivamente del calzado en el monte si decido apuntarme en la modalidad más minimalista de la MIM.
Como ya sabéis, el año pasado recorrí 3.050 km en bici sin ningún avituallamiento líquido ni sólido. La curiosa aventura tuvo lugar en un circuito de unos 50 km en la Terra Cha de la provincia de Lugo. De esta misma manera se llevó a cabo la Tarifa-Estaca de Bares con una bici plegable.
3.000 km también son los que separan las ciudades de París y Moscú si marcamos una línea sobre la Llanura Europea entre estas dos ciudades. Para enlazar ambas capitales en bicicleta sin repostar combustible sólido ni líquido habría que acometer el proyecto tras el deshielo y antes de que comenzaran a subir las temperaturas.
A ver qué depara el destino.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

400 Km sin pan ni agua (2)

Anfibia invernal Porma-Riaño. Salir pitando (4)