No he disfrutado


Y no ha sido culpa de las incidencias de la carrera, ni de la lluvia a cántaros, ni del barro, ni del frío... Ha sido más bien que no me he sentido libre como el viento igual que en la primera parte de la aventura. Durante la carrera, algo ha fallado. Quizá que todo estaba encarrilado y que yo nada venía a hacer en ella que no pudiera hacer en otro momento, sin avituallamientos ni jueces. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

El juego de la muralla de Lugo. Las bases (3)