Ligero, práctico, económico, impermeable, transpirable, resistente...



Si tenemos la precaución de montarlo con su entrada mirando al norte, nos ofrecerá más de 4 metros cuadrados de habitabilidad, suficiente para que 2 personas y sus pertenencias no se mojen durante una noche de tormenta.
El toldo de la imagen tiene 200 x 300 cm, pesa 500 gramos y lo podemos encontrar en cualquier ferretería por el módico precio de 2  euros y medio. Se monta en menos de 5 minutos. El bastón y el tensor de la entrada le proporcionan al "hotel" una gran resistencia al viento y a los terremotos. ¡Fetén! Será material transpirenaico.

PD: El toldo de la imagen funciona mucho mejor que cualquier tienda monocapa, ya que no se produce en su interior la molesta condensación.

Comentarios

Treparibazos ha dicho que…
Los hay más ligeros y funcionales que este, claro! pero no tan económicos.

Entradas populares de este blog

400 Km sin pan ni agua (2)

Actividades realizadas en el primer semestre de 2016

El juego de la muralla de Lugo. Las bases (3)